La Emergencia Tarifaria y la suspensión de la RTI 2016/17 evitaron que la factura promedio de gas natural en PyMEs aumentara 131%


En el marco del Programa de Análisis y Visualización de Datos Públicos de Gas por Redes denominado “Estado del Gas”, se publicó el Informe Gráfico titulado: “PyMEs - Factura Promedio Mensual. 2016 - 2021 (estimado)”.


A partir de 2016, los nuevos cuadros tarifarios (ver Informe «Tarifas de Gas 2016-2020») produjeron no sólo aumentos de evolución geométrica en los valores de las facturas de gas en todo el universo de usuarios sino incluso fuertes distorsiones en el precio del gas, al cambiar los parámetros hasta entonces utilizados para determinar los valores tanto domésticos como comerciales e industriales, así como en las demás formas de comercialización del combustible.

En septiembre de 2019, la ex Secretaría de Gobierno de Energía dispuso un diferimiento del ajuste de tarifas que se extendió durante el resto de ese año y que tuvo como fecha de caducidad en febrero de 2020. No obstante, fue gracias a la declaración de la Emergencia Tarifaria dispuesta por el actual gobierno que se mantuvo la suspensión de los ajustes hasta el 31 de diciembre de 2020, prorrogado en 2021, mediante el Decreto N° 1020 al mes de marzo.

En efecto, fue gracias a la Emergencia Tarifaria declarada, y con vigencia a partir de diciembre de 2019, reforzada por la decisión del Presidente de la Nación de suspender la RTI de 2016/17, que se logró evitar la continuidad en el tiempo de esos aumentos exponenciales. Si esta medida no hubiera sido aplicada, el aumento en las facturas de gas de Pequeñas y Medianas empresas de todo el país habría alcanzado un 131%, que acumulado entre enero de 2016 y abril de 2021 habría sido del 7.390%.

La anterior gestión había dispuesto la aplicación de las nuevas tarifas de gas a partir de abril de 2016. Ese primer aumento, que hubiera significado una suba de la factura promedio del 683% finalmente no fue aplicado en su totalidad tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia. En este fallo la CSJN declaró la nulidad de las resoluciones 28/2016 y 31/2016 del ex MINEM al colectivo de usuarios residenciales manteniéndose respecto de ellos, y en la medida en que resulte más beneficiosa, la vigencia de la tarifa social correspondiente al cuadro tarifario aquí examinado.

A partir de octubre de 2016 y hasta abril de 2019 hubo aumentos cada seis meses, y en todos los casos estuvieron muy por encima de la inflación acumulada de cada año. En el período expuesto entre enero 2016 y abril 2019, el acumulado fue del 3.149% reflejado en las facturas mensuales de las PyMEs.

Además de los recurrentes aumentos tarifarios, el panorama de crisis económica que se registró a partir de 2018 continuó en 2019, con la caída pronunciada en la actividad económica e industrial que alcanzó un promedio anual del 1% del Producto Bruto Interno. Estas razones, entre otras, explican la situación de crisis del segmento de usuarios comerciales e industriales pequeños que no sólo no creció, sino que incluso entre 2016 y 2019, sufrió desconexiones por un total de 13.727 casos, provocando una caída del 162% en relación al período anterior (ver Informe Gráfico «Nuevos Usuarios Comerciales e Industriales Pequeños Incorporados. Total país 1996-2019»).